• Wally

Carta #55: Tú cerraste nuestro capítulo.


Me dejaste ir.


No te importó el hecho que con cada acción que no tomabas, me estabas inconscientemente alejando.


Pensé que nunca llegaría el día en que no esperara tu llamada.


Pensé que siempre vivirías en mi mente.


Pensé que el sentimiento era para siempre.


Sin embargo, me hiciste dar cuenta que hasta el más grande sentimiento, si no se procura, eventualmente se apaga.


Varias noches pasaron por largos años en las que solo esperé por alguna muestra de afecto o atención de tu parte y simplemente nunca llegaron.


Nunca olvidaré como yo te di la llave de mi corazón y tu optaste por guardarla en un cajón.


Hoy, te digo que la cerradura acabo de cambiar para que ya no puedas entrar.


Hoy, te digo por última vez que lo que tú y yo alguna vez tuvimos, nunca tendrá comparación.


Hoy, te repito que eres una persona que sin duda alguna nunca olvidaré y por siempre atesoraré.


Me permitiste expresar por completo cada sentimiento.


Me escuchaste sin medida, una y otra vez, todas mis inseguridades y dudas.


Me enseñaste a amar con todo el corazón, sin importar cuanta distancia podía haber entre nosotros dos.


Te esperé a que cambiaras y me demostraras que yo valía el brinco a la incertidumbre de tener una relación a kilómetros de distancia... nunca pasó.


Dicen por ahí que ‘lo que no se cuida, se acaba’, y es por eso que éstas son las últimas palabras que te escribo desde el alma.


Gracias por tu paciencia.


Gracias por tu cariño.


Gracias por tu siempre amistad…


Te quiero y siempre te querré, pero hoy cierro nuestro capítulo para que solo quede en el recuerdo.


Texto por Letters in Quotes®

Photo by Folco Masi.

36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo