• Wally

Carta #51: Ahora es cuando te conoces realmente.

(Mi ansiedad hablando sobre lo que siento, en momento de cuarentena por la pandemia mundial que está sucediendo y esparciéndose mientras escribo esto).


Es como si el tiempo no existiera.

Lo único que existe hoy en día son los cambios de luz al pasar por mi cortina.

No me siento con depresión ni con desesperación.

Solo no me siento con la capacidad de enfocar mi atención en algo diferente que no involucre una actividad que no acelere a mi corazón.

Extraño poder salir de estas cuatro paredes.

Este encierro me está obligando a conocerme realmente.

A veces, me da miedo el resultado que se pueda generar por el hecho de dentro de mi indagar.

Definitivamente es más fácil vivir aislado de la sociedad cuando tienes a alguien a tu lado de manera incondicional.

Definitivamente es más difícil vivir aislado de la sociedad cuando en la única persona que puedes contar se encuentra al momento en el que encuentras tu reflejo.

Sé que tengo gente que me quiere a mi alrededor y que si algo malo llegara a pasarme, ellos no dudarían en ayudarme.

Sé que soy una persona afortunada por el hecho de tener un techo propio donde dormir, en el cual me puedo permitir sentir lo que la soledad y el encuentro conmigo mismo logran ocasionar.

Sé que soy una persona afortunada de tener a su familia a solo un click de distancia.

Sé que los tiempos se van a aclarar y que de esto solamente aprenderé a conmigo estar.

Sin embargo, el estar aislado de la sociedad es algo complicado por afrontar.

Un error del ser humano es que desde tu primer momento te enseñan a que lo mejor es estar acompañado.

Lo único es que todos deberíamos dominar el arte de la soledad ya que –al final– solamente contigo es con quien de por vida podrás contar.

El hecho de sentirte solo a pesar de que no lo estás, es uno de los peores miedos que pueden aflorar.

Cuando te desconectas de ti mismo, no hay manera en que no sientas tristeza, desesperación y ansiedad.

Pero, qué crees?

Solamente cuando te aislas por completo de la sociedad, es cuando te encuentras de verdad.

No es un proceso sencillo el conocerte como tal.

No es un proceso divertido el conocer todo lo negativo que tu persona refleje al momento de estar dentro de tu mente.

Siempre nos olvidamos que vivimos en una realidad dual.

Todos los días nos enfocamos en ser 'nuestra mejor versión', al momento de luchar por minimizar todo aquello malo que tenemos dentro en nuestro interior.

Hoy, sé que el ser 'tu mejor versión' no es estar todo el tiempo con una buena actitud.

El ser 'tu mejor versión' es estar en paz contigo mismo incluso en los momentos donde hay todo menos paz interior.

El auto-conocimiento no es un proceso del cual todos los individuos estén capacitados para afrontar, por eso no todos van a poder esta meta lograr.

Se requiere de mucho valor para poder aceptar lo que el espejo te viene a arrojar.

No tiene nada de malo todo lo negativo que puedas en tu persona encontrar.

Tienes que saber lidear con tu lado más obscuro para poder avanzar.

Me siento en un estado constante de desesperación continuo por no tener un 'descanso' de la persona que vive bajo mi piel y la que controla mis pensamientos.

No es normal en mí que uno de mis momentos favoritos del día es cuando apago las luces, me meto en mis cobijas y cierro los ojos para por fin poder decirle adiós a ese día.

Y, que mi otro momento favorito del día, sea cuando subo mi pulso a su máximo esfuerzo para después poder respirar de manera agitada y descargar de golpe toda la energía acumulada para así finalmente poder relajar a mi mente.

Esperar a que el sol se oculte para poder cerrar los ojos y acabar con ese día, no es la mejor fórmula para vivir tu vida.

Sin embargo, tienes que agarrarte de las cosas que te hagan sentir paz hoy en día y si eso es lo que ahorita te emociona, no te sientas desorientado que no tiene nada de malo.

Déjate fluir con lo que en este momento estás sintiendo.

Desesperación, tristeza, ansiedad, enojo, frustración, coraje, decepción, incertidumbre… todos son componentes que lo único que te van a hacer – si los canalizas de manera positiva – es ser un individuo más fuerte.

‘Después de la tormenta, siempre llega la calma’.

Desespérate si así lo sientes.

No trates de controlar las emociones cuando éstas invadan tu cuerpo y mente.

El ser positivo no es sentirse feliz todo el tiempo.

El ser positivo es saber que no importa cual mal te sientas, todo va a terminar mejorando para ti, tarde o temprano.

El ser positivo significa saber que vas a salir de ésta como un ser renovado.

Déjate conocer ese lado negativo que ni tu mismo quieres aceptar que tienes en realidad.

Una vez que te aceptes de manera definitiva, verás cómo la vida comienza nuevamente y se alinea.

Sé lo suficientemente sabio para comprender que por más que hagas, nunca te harás un daño el cual no puedas revertir.

Dios no nos da una cruz que no podamos cargar.

Sí, es verdad, ahorita vives tu vida como si el tiempo no existiera… pero si ahorita las circunstancias te lo permiten, tómalo a tu favor y déjate llevar por esas emociones que te están invadiendo el corazón.


Texto por Letters in Quotes®.



Photo by Harry Cunningham.


37 vistas0 comentarios